El objetivo principal del grupo consiste en conocer la experiencia de la sociedad moderna en España entre 1870 y 1990 y su relevancia para la conformación de las identidades de género, clase y nacional. Estas identidades no son interpretadas como objetos naturales, sino como susceptibles de construcción por los seres humanos, lo que las hace historizables. El punto de vista epistemológico parte de una revisión crítica del paradigma lingüístico y se apoya en los conceptos de memoria, identidad, cuerpo y emoción como utillaje fundamental de la investigación.

La modernidad, o lo moderno, es en nuestra opinión, y, en términos weberianos, un asunto relativo sobre todo a los fenómenos de racionalización y desencantamiento que experimenta la sociedad contemporánea. Los efectos de los mismos son observables en distintas facetas de lo social, desde la organización del Estado al comportamiento de las creencias religiosas, o la propia conformación de la subjetividad humana. El principal objetivo de nuestro trabajo se dirige a determinar la esencia de lo moderno desde la óptica de la experiencia de los sujetos. Pero esa materia, la experiencia, es muy elusiva y sólo podemos acceder a ella a través de alguno de sus efectos.

Los procesos de cambio que desembocan en la modernidad tienen un carácter transitivo entre esferas muy alejadas entre sí, afectándose mutuamente (los cambios en la medicina o la biología afectan la construcción nacional, por ejemplo). Operan como partes de una estructura, de una red carente de centros y en la que un cambio cualquiera en una parte repercute en el conjunto. De ahí se sigue que una concepción del cambio social establecida en términos de causalidad no sería pertinente, lo que nos lleva a rechazar un pilar básico de la historia social y a situar nuestro trabajo como una aportación al debate entre historia social e historia postsocial que recorre la historiografía contemporánea.

El cambio social y el debate que provoca se realizan en torno a lo que hemos denominado “cuerpos especulares”: representaciones sobre cuerpos en torno a las cuales se organiza el debate social. Donde especular se refiere al carácter de representación, a la relación de espejo que establecen con lo real y también a que se constituyen en el terreno en el que se produce la lucha social. Estos cuerpos son ámbitos para el diálogo, por más que este no se limite a la acción de los discursos aunque estos intervengan de forma muy activa, y destacan por su capacidad para movilizar emociones, porque son cristalizaciones de experiencias.

El grupo nació en 1993, configurándose en torno a diferentes proyectos de investigación financiados. La consolidación del equipo de investigación culminó con el reconocimiento por la UPV/EHU como Grupo de Investigación Universitario desde 2008 hasta la actualidad. Actualmente, el equipo desarrolla un proyecto del MINECO y FEDER titulado “La experiencia de la sociedad moderna en España: Emociones, relaciones de género y subjetividades (siglos XIX y XX)", código HAR2016-78223-C2-1-P, hasta fin de 2019.