Mercedes Arbaiza

Soy historiadora. Me doctoré en 1994 por la Universidad del País Vasco, en el departamento de Historia Contemporánea. Llevé a cabo mi formación postdoctoral en la Universidad Pompeu Fabra, en el departamento de Economía y Finanzas.

Soy profesora. Desde 1997 soy Profesora Titular de la UPV/EHU. Coordino la asignatura “Historia Social y de la Relaciones Laborales” en el Grado de Relaciones Laborales en la Facultad de Relaciones Laborales y Trabajo Social.

Imparto varias asignaturas sobre la construcción de las sociedades modernas desde una perspectiva de género en diversos másteres de la Universidad del País Vasco:

• Máster interuniversitario en Historia Contemporánea: “La aportación del género a la construcción de lo social” (junto con Miren Llona).
• Máster en Estudios Feministas y de Género: “Feminismo, Sujeto y Modernidad”
• Máster en Gestión de los Recursos Humanos y del Empleo: “Políticas de Género y Empleo”.
 
En mi trayectoria como investigadora se distinguen varias fases. Entre 1990 y 2000 contribuí a poner marcha el equipo de investigación dirigido por Manuel González Portilla sobre Demografía Histórica e Historia Social y Economía. En este marco defendí mi tesis doctoral, una tentativa de revisión de la modernidad en el País Vasco desde una perspectiva de largo plazo (1825-1936), a través de un conjunto de prácticas sociales consideradas como “privadas”. En mi afán por democratizar la disciplina histórica abordé los cambios sociales y culturales a través del análisis de los regímenes demográficos y familiares, los sistemas de transmisión de tierra y de herencia inmaterial, las experiencias laborales de hombres y mujeres, sus pautas de movilidad así como el acceso a los recursos según las formas de autoridad jerárquica o igualitarista.  Los resultados revisaron algunos de los estereotipos heredados de las corrientes románticas nacionalistas así como del industrialismo liberal. He cuestionado el ruralismo como única soporte identitario del cuerpo social vasco ya desde el tiempo foral (ss. XVI-XIX). Se ensalza el peso del mundo urbano -de quienes no heredaron la tierra, “los expulsados” del caserío,- en la dinámica social de este tiempo moderno. He revisado a su vez las visiones liberales más optimistas sobre la conformación de la contemporaneidad vasca ligada a un temprano pero devastador capitalismo. Demostré los fuertes costes sociales del capitalismo y su impacto sobre la identidad y cultura vascas.
 
Desde el año 2001 formo parte del Grupo de Investigación Consolidado de la UPV (GIU) “Experiencia Moderna”. Mi investigación ha reconsiderado mi objeto de estudio sobre la modernidad, partiendo de la tesis central que articula el grupo de investigación Experiencia Moderna. Tomando la prioridad de la esfera cultural o discursiva como instancia de subjetividad y de la acción humana, las relaciones de género amplían el campo de significado en el que se produce la experiencia moderna. Me he centrado en la relación entre género, identidades y economía del trabajo desde dos líneas de investigación reseñables:
a. Una historia de la constitución de las subjetividades femeninas en relación al trabajo en España, inscrita en la historia de la formación de la identidad de género y de clase en las sociedades modernas. Uno de los resultados más relevantes es que “la cuestión social” y la cuestión de género han sido fenómenos indisociables en la redefinición de la identidad obrera a lo largo del s.XX. Tomando el trabajo como espacio de experiencia y emergencia de la conciencia de clase se han analizado las condiciones de (im)posibilidad de las mujeres para constituirse en sujeto político dentro de las narrativas socialistas.
b. El estudio del trabajo femenino en el largo plazo obliga a reconsiderar el mismo concepto de trabajo o empleo de las escuelas económicas clásica, marxista y neoclásica. La perspectiva de género, la herramienta del feminismo como pensamiento crítico, ha llevado a cabo una revisión epistemológica sobre las formas de relación entre el sujeto cognoscente, o más bien que experimenta, y el objeto conocido, o mas bien experimentado. Desde una perspectiva epistemológica conduce, ineludiblemente, a la cuestión sobre quién define lo qué es material y qué no es material. He tratado responder a la pregunta sobre el mismo significado de lo económico en las sociedades contemporáneas o, de otra forma dicho, cómo se constituye el objeto de la economía.
 
El marco de interpretación económico a partir de la experiencia laboral de las mujeres, me plantea una ruptura con el binarismo del utilitarismo dominante sobre lo que pertenece al mundo de lo material (económico) y lo que pertenece al mundo de lo no económico (lo subjetivo o cultural). El objeto de la economía ha sido construido históricamente y tiene que ver con el sujeto que lo ha creado. La propuesta de que “lo personal es político” significó un acontecimiento no sólo político sino también epistemológico. Quiero decir, espacios invisibles para la ciencia económica, inmunes a la mirada política, ajenos a cualquier análisis social, debido a su supuesto carácter subjetivo, se han convertido en objeto de análisis científico y social. Dicho de otra forma, se ha dotado de contenido económico (y por lo tanto político) aquellas relaciones sociales que se definen bajo la episteme capitalista por su carácter subjetivo y emocional y, ajenas, por lo tanto, al conocimiento científico. Se ha constatado la estrechez y los límites del concepto de la elección individual y de utilidad racional o coste de oportunidad como paradigma que orienta las prácticas económicas de las mujeres. Se evidencia así el carácter androcéntrico de la economía política, cuestionando el sujeto económico smithiano, y proponiendo la historicidad del imaginario liberal económico. La lógica económica (material) no es ontológicamente anterior a lo cultural.
 
Desde 2013, mi investigación ha transitado hacia el estudio del papel de las emociones en la conformación de las subjetividades políticas y del antagonismo social. Eso sí, sin abandona la posición postmetafísica que caracteriza la línea del grupo de investigación Las emociones como objeto de estudio tienen interés desde la historiografía al ser tomadas como agentes de la protesta y de la tensión política así como un motor determinante en el cambio histórico. Interpreto la experiencia emocional en términos de acontecimiento que explica la posibilidad de la emergencia de nuevas subjetividades colectivas (movimientos sociales). Mi tesis es que el éxito de las narrativas políticas, el socialismo y el feminismo en cuanto que movimientos sociales, radica en la capacidad que tuvieron de politizar comunidades emocionales ya configuradas a partir de los cambios en las disposiciones corporales. La ruptura de los vínculos del cuerpo social (pueblo, clase, etc.) obedece a cambios de carácter emocional de la relaciones sociales, tomando las emociones como anclajes históricos y sociales sobre los que se despliegan los discursos políticos.
 
He codirigido, junto con Miren Llona, la tesis doctoral de Eider de Dios, Sirviente, empleada, trabajadora del hogar. Género, clase e identidad en el franquismo y la transición a través del servicio doméstico (1939-1985), que ha obtenido los premios Victoria Kent 2016, Miguel Artola de la Asociación de Historia Contemporánea 2016.
 
Desde el año 2008, dirijo el Convenio de Colaboración de la Fundación Ramón Rubial con la Universidad del País Vasco para el desarrollo de estudios e investigaciones sobre la historia de la cultura y la memoria del movimiento socialista en el País Vasco. En el marco de este convenio se ha creado el Centro de Documentación del Socialismo Vasco (www.ramonrubial.net ) con el fin de conservar el patrimonio documental de la cultura socialista vasca. He dirigido, así mismo, el proyecto “Ramón Rubial: Historia y Memoria”. Narrado en primera persona, es la historia de un vasco singular cuya vida transita por los principales hitos de la historia del socialismo en el s.XX.
Actualmente dirijo el proyecto Historia y memoria del feminismo en Bizkaia (1904-2018), financiado por la Diputación Foral de Bizkaia (Departamento de Igualdad),
 
Soy miembro del Consejo Asesor de la Serie Historia Contemporánea editada por el servicio editorial de la Universidad del País Vasco así como del Consejo de Redacción de la Revista Historia Contemporánea. Formo parte del Comité Científico de la colección Aletheia, editada por la Asociación de Teólogas de España (ATE) y del comité de dirección de la revista Iglesia Viva.
 
Mis publicaciones principales en:

https://ehu.academia.edu/MercedesArbaiza
https://www.researchgate.net/profile/Mercedes_Arbaiza/contributions

mercedes.arbaiza@ehu.eus